martes, 2 de marzo de 2010

Es tan emocionante
saber que me quieres,
saber que me esperas,
saber que te quiero.


No logré ver tu rostro
pero tus manos te delataban,
tu sonrisa me seducía
y
tus besos me amaban.

No necesité más
que una palabra,
una mirada...

un alma enamorada.


Suena dificil,
suena muy loco,
suena a que hace mucho te esperaba
leyendo y escribiendo muy poco.

2 comentarios:

  1. Su brevedad le da el énfasis que muchos forasteros desearían escuchar (no leer, sino realmente escuchar) una noche de primavera... Continúa! Tienes demasiado futuro en esta empresa.

    ResponderEliminar
  2. que ionda... pues acá de pasadita dando un vistazo a sus palabritas. Cuidese mucho y sigale que es por ay

    ResponderEliminar