martes, 23 de febrero de 2010

Escuché tu voz en el sueño...

Supe que eras tú
por la dulce melodía
que me invadía.

Te esperé,
te busqué en todas partes
y no te encontré.

Sentí el roce de tu piel
pero al buscarlo
supe que me era infiel.

¿Dónde has estado todo este tiempo?
Te anhelo en el sueño,
despierto preguntando por ti
y le cuestiono al cielo
¿Qué es lo que he hecho?
No creo merecer esto.

Te estuve buscando en el cuerpo,
en los sentimientos
y hasta en el deseo...

Pero solo encontré
una pequeña parte de ti en los recuerdos.
Los recuerdos de un día que jamás olvidaré.

viernes, 19 de febrero de 2010

Tengo ganas de estar a tu lado
y susurrarte muy de cerca
cuanto te amo.

Rodear tu cuerpo de amor
sin dejar de lado la pasión.

Acelerar tu respiración
mientras beso la razón.

Acariciar el lindo pelo
y dejarte al descubierto.

Déjate llevar
hasta ese lugar
donde no podrás creer
todo lo que verás.

Te prometo la felicidad.
Jamás la habrás deseado tanto,
nunca has sido tan adorado.

Aún así no querrás saber
que ha sido,
querrás vivir intrigado...

miércoles, 10 de febrero de 2010

Como dulces aromas al viento
es tu aliento,
tan cálido como
tu suave piel morena.

Tan sublime como
la vista al cielo,
mirada perdida
en el sueño.

Delicioso como
el chocolate fino,
auténtico como
el vino tinto.

Déjame respirarte una vez más,
amante de tu aroma,
inolvidable como tu mirada.

viernes, 5 de febrero de 2010

Dicen que era un fantasma...

Juro haberlo visto,
haberlo sentido,
haberlo tocado
y dejado enamorado.

Dicen no conocerlo,
pero yo lo vi,
no lo soñé,
nos tomamos de la mano
y juntos caminamos.

Mientras nuestros cuerpos se tocaban
conocimos nuestras almas,
las manos heladas
y los ojos se cerraban.

Ellos dicen que fué un fantasma
que nadie lo conoció
pero a mi se me apareció.

La voz no puede mentir,
mucho menos la mirada,
los corazones a mil
y la piel enamorada.

martes, 2 de febrero de 2010

Es dificil concentrarse en algo cuando sólo puedes pensar en alguien...

Alguien que te ha hecho sonreír,
y con quien has compartido un atardecer.

Con quien has intercambiado miradas
por esperanzas.

A quien has amado por un instante
y con quien pretendes seguir adelante.

A quien has soñado a tu lado
o que has dejado en el pasado.

Esa persona que no sabe lo mucho que la piensas
porque si lo supiera no podría dejar de pensarte.

Quien te recuerda una melodía, un aroma o una poesía.

Un sabor inolvidable...