lunes, 27 de septiembre de 2010

Y sí, yo si te quiero. Y te quise mucho. Y ahora no sé si quererte o mejor, sólo ver por mi ventana el cielo y que él me vea también. Porque no es que no te quiera querer sino que me da miedo quererte porque es como todo, a veces te quieren y a veces no. No me importaría si no me quisieras, me importaría más si en verdad lo hicieras. Si así fuera no sabría qué hacer, supongo que te mataría de risa o antes me vuelvo loca, loca por querer quererte más y más. Y sí, si te quiero porque cada noche antes de cerrar los ojos, me acuerdo antes de los tuyos y al despertar, antes de poder abrir los míos, me acuerdo de cómo los besé. Y claro que te quiero porque aunque no llames quiero yo hacerlo y aunque yo sepa que no lo harás, no importa, aún así te espero. Pero se me hace raro quererte, se me hace muy raro que todavía te quiera, porque ya no lloro cuando me acuerdo de la vez que... No, ya no me acuerdo, tal vez por eso ya no lloro. Bueno, pero si no te quisiera no me saltaría el corazón del pecho cuando creo verte, porque nunca te encuentro, al menos en la calle no lo he hecho y eso que no te he buscado, porque si te buscara igual dudo que te encontraría. No dudes jamás si te quiero o no, porque aunque no esté contigo si alguna vez lo hice, eso quiere decir... que lo haré por siempre.

martes, 21 de septiembre de 2010

Extrañando un omnipresente
algo que jamás tuve
pero que creí poseer.

Extrañando algo
que sólo en mi mente
en un inmenso letargo
pareció ser.

Echando de menos
caricias inciertas
miradas inmersas
en ojos de miel.

Labios frondosos
llenos de rosa pastel
que no parecen descansar
hasta el encuentro con mi piel.

Extrañando tus risas intensas
repletas de veladas perfectas
encuentros espontaneos
jamás en los días más oscuros
esperados.

Vaya, romanticismo
Deja las palabras tiradas,
¿Valdrá la pena recordarlas?
Extraña todo lo que puedas
extraña mientras recreas
recuerdos perdidos en el tiempo
noches de ojos desiertos
extraña hasta que en el profundo pecho
llega el dolor secreto.

Disfruta extrañando
porque sólo así lo habrás apreciado.

domingo, 12 de septiembre de 2010

Quise viajar
en el tiempo
y saber
si me ibas a querer.

Quise leer pensamientos
echarlos al fuego
y besarnos la piel.

Quise alojarme
en tu cuello
brindarle dulces besos
y dormir a las diez.

Quise quererte
como quise antes
y quise que me quisieras
como lo hiciste también.

Quise vivir enamorada
mil batallas ganadas
guardarme tus sonrisas
una vida compartida
llorar si era necesario
soñar de vez en cuando.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

Mientras veo
el transcurrir del tiempo
abrazo mis sueños
abrazo los tuyos
deslizándome sobre colores
mirando el cielo gris.

Vivo la lluvia
me refugio en tus ojos
con su miel naturaleza
y su bello dormir.

Mientras camino por el tiempo
nada parece estar lejos
ni siquiera el olor de tu pelo
en tu indiferencia mortal.

Mientras camino en el tiempo
todo surge en mis sueños
el contenido de mis notas
y el beso en tu nariz.

Mientras te espero en el tiempo
todo pasa pero nada cambia
la mirada se cierra
y los brazos se abren más.

Mientras el tiempo no se agote
nada cambia en mi memoria
tu esencia sigue intacta
tus ojos persiguiendo el alba
mis besos en tu boca
oh, la misma historia.

viernes, 3 de septiembre de 2010

Que si he de morir
que sea a tu lado
y que si has de llorar
mejor ni te enteres.

Si he de morir
que nadie lo sepa
y que si he de llorar
que nadie me vea.

Que contigo la vida no termina
y que contigo a soñar se empieza.
Que contigo todo pasa
y sin tí, yo no recuerdo nada.

Y que si me muero
que sea contigo en mis sueños
con tu olor en mi almohada
y todas tus sonrisas grabadas.

Porque contigo no muero
contigo y la lluvia floresco
sobre hojas secas me acuesto
y renaciendo en cada espasmo
con tus ojos me quedo.