sábado, 29 de mayo de 2010

Amarte es como
dormir sobre flores,
olorosas a primavera,
sedientas de lluvia.

Antojo de chocolate
que al comerse
se deshace con tal rapidez
en la boca que el sabor recorre
los labios y a la lengua,
la añora.

Amarte es como amo al cielo,
a la lluvia que baja de él,
que al caer sobre mi cara
me limpia de recuerdos y
me renace en cada gota.

Amarte no es facil,
se sabe en cada nota
que al entonar en una melodía
revuela y donde la voz no perdona.

Quisiera amarte por siempre,
pero ni las flores viven por siempre,
ni el chocolate dura tanto en el paladar,
la lluvia cesa en cualquier momento y
la melodía acaba al empezar.

martes, 18 de mayo de 2010

Cada que
sus cuerpos se reconocen
saben que se pertenecen
pero no se perdonan.

Se desean tanto
uno al otro,
que odian estar juntos,
se rehusan a unirse de nuevo.

La esperanza se hunde
bajo los pies fríos
que tocan la helada agua de sus ojos
sin inmutarse.

Las respuestas
más que obvias
no se molestan en aparecer.

El desenlace de los dedos,
los ojos goteando,
a ella no le importa tu aroma
y tampoco tus manos.

Prefiere enterrar
el brillo de tus ojos
y las huellas de tus dedos
en lo más profundo de su ser.

lunes, 17 de mayo de 2010

Al simple contacto de tu mirada
recibo la fiel bofetada,
escuchando día a día
los mismos quejidos reprochantes.

Las mismas palabras ofensivas,
las mismas acciones impías
que aunque no quiera
desgarran el corazón.

La gris monotonía
de un día como hoy
me hacen pensar de nuevo
si quiero seguir aquí.

Aquí y allá,
allá o acá,
piensa a donde quieres ir
y con quién quieres estar.

Sueña de nuevo con el
fabuloso pasado
donde sólo los besos
acaramelados te podían salvar.



miércoles, 5 de mayo de 2010

Los sueños,
un juego de la mente
donde
eres el personaje principal.


Has aprendido a volar,
cantando y riendo,

tocando las nubes
que jamás pensaste alcanzar.


Corres y saltas
entre
las hermosas flores

olorosas a amanecer azul.


La suavidad del pasto

acarician tus pies desnudos,
hasta que te elevas sobre
los cielos
respirando
el templado viento.


Recibes así, la vida,
con los brazos abiertos,

mirando por encima de las aves,

tu destino incierto.


Pensando en lo mucho
que te falta por vivir,
viviendo al tiempo
lo que has de perseguir.

Persiguiendo los mismos sueños
que ahora imaginas,
imaginando tu vida
volando por conseguirla.


lunes, 3 de mayo de 2010

Amarte o no amarte.

Si te amo, me muero de amor,
si no te amo... me muero de amor también.

Si te amo, doy mi vida por ti.
Si no te amo, se me va la vida sin ti.

Si te amo, entrego mi vida al viento.
Si no te amo, mi vida se queda en el entierro.

Si te amo, recito mis pensamientos.
Si no te amo, quién puede leer mis versos.

Si te amo, duermo contigo.
Si no te amo, sueño contigo.

Si te amo, no dejo de pensarte.
Si no te amo, no dejo de anhelarte.

Si te amo, soy totalmente feliz,
si no te amo. . .
Si no te amo, no sé qué es de mi.
Porque no hay vida suficiente
como para esperarte
por el resto de la eternidad,
me acuesto bajo la brisa del mar,
cerrando los ojos
mientras recuerdo los bellos poemas
que alguna vez te escribí.

Acariciando la suave arena
que me recuerda tu piel tersa
y apretándola a puños
recordandome lo firme que es.

No necesito volar lejos
para volver a mirar tus ojos,
basta con adentrarme en el mar
y sentir las olas golpearme el rostro.

Oler ese cálido aroma
me lleva a otro momento
en donde fuí tan feliz
cómo ahora que he recordado esto.

Recuerdos, recuerdos, recuerdos
me hacen anhelar muchas cosas,
me hacen soñarte ahora,
me hacen ser la persona que soy hoy.