sábado, 29 de mayo de 2010

Amarte es como
dormir sobre flores,
olorosas a primavera,
sedientas de lluvia.

Antojo de chocolate
que al comerse
se deshace con tal rapidez
en la boca que el sabor recorre
los labios y a la lengua,
la añora.

Amarte es como amo al cielo,
a la lluvia que baja de él,
que al caer sobre mi cara
me limpia de recuerdos y
me renace en cada gota.

Amarte no es facil,
se sabe en cada nota
que al entonar en una melodía
revuela y donde la voz no perdona.

Quisiera amarte por siempre,
pero ni las flores viven por siempre,
ni el chocolate dura tanto en el paladar,
la lluvia cesa en cualquier momento y
la melodía acaba al empezar.

3 comentarios:

  1. Un final demasiado excelente!!

    Quisiera amarte por siempre,
    pero ni las flores viven por siempre,
    ni el chocolate dura tanto en el paladar,
    la lluvia cesa en cualquier momento y
    la melodía acaba al empezar.

    ResponderEliminar
  2. Qué triste... Quizá acabe todo en este mundo, pero lo que es eterno es la fe y el amor que los seres humanos tienen en sus almas... El chocolate es dulce... Pero el sentimiento más puro es aún mas azucarado...

    ResponderEliminar