domingo, 23 de diciembre de 2012


Estás en la habitación de abajo 
yo en la de arriba 
con unas ganas de besarte
de abrazarte,
amarte con todo mi cuerpo 
y no se puede
por esto o aquello 
y yo lo único que quiero 
es crear ese vínculo mágico
entre dos cuerpos que se aman, 
que desean estar juntos
pero estos dos cuerpos no quieren,
no pueden,
ya sea por esto o aquello 
y yo voy olvidando 
el olor de tu pecho, 
las caricias de tus manos,
el aroma de tus besos...

miércoles, 20 de junio de 2012

Hubiera


Si hubiera sido sólo por esa carta, la que me diste justo cuando arruinaste todo lo que pudo haber pasado, estaría perdidamente enamorada de ti.

No habrías tenido que hacer ya nada, está ahí todo; las promesas de amor, los sentimientos, los besos, las caricias, todo eso que necesito para ser feliz.

Si hubiera sido, si fuera sólo por esa carta, te querría demasiado.

Los colores, la letra, el leer que soy para ti lo que no soy para nadie, lo que nunca he sido para nadie.

Y si hubiera sido sólo por esa carta, esa carta que leo cada que me siento triste, cada que te extraño pero que sé que no puedo ser feliz a tu lado, si existiera sólo esa cartita representándote, estaría contigo por siempre, feliz.