miércoles, 25 de mayo de 2011

Aún en la incesante agonía, me siento infinita, pensando en tí como una posibilidad.

Pero la única esperanza ha de resultar devastada en el mismo instante en el que sé que en mí no sueñas más.

Lo siento en tus ojos de ave siniestra, lo leo en tus dedos de infame seductor, lo puedo ver en el doloroso placer de tu insuficiente amor.

Lo reconozco en las palabras que no han de repetirse jamás, en la vida que no ha de cesar y en los recuerdos que vivo día a día de lo que fue aquel despertar.

Aún en la cruel agonía, me siento infinita, sin dejar de quererte, dejar de sentirte, sin dejar el tiempo pasar sin poder parar de esperar, pero cariño, no seamos insensatos, que te he de olvidar.

sábado, 14 de mayo de 2011

Hoy quiero
soñar que estás a mi lado
y que nos abramos paso
entre luces y vientos
de mares encantados.

Hoy quiero
soñarme en tus brazos
y volar tan alto,
lento, saboreando,
que somos sólo tú y yo
en el cálido espacio.

Hoy quiero
soñarte despierta
embriagarme de tu esencia
y esta vez hacer real
lo imaginario.

Hoy quiero
escribir diferente,
dibujarte en un verso
y no salgas nunca de él.

Hoy quiero
despertar a tu lado
y encontrarnos a un paso
de ser inmortales,
contarte mis sueños
hacerlos enternos
volar hacia ellos
sentirme libre
en éste, mi universo
esté como esté.