sábado, 19 de junio de 2010

Esperando a que acabe este ciclo
esperando a que me llegue la muerte
espero a que terminen por fin los suspiros
espero a que calles y me beses.

Espero con ansias a que llegues
espero a que caminemos en las tinieblas
espero a perdernos en la noche
espero con ansias la muerte.

Espero a verte los ojos
espero me mires despacio
espero deshacerme sobre ti
espero por ahora, no llegue la muerte.

Espero a que digas lo que sientes
espero dejes atrás los recuerdos
espero perder la memoria
espero con desilución, la muerte.

Espero a leerte los labios
espero entiendas lo que digo
espero sólo por tí
espero llegues a verme.

Espero, espero
toda la vida he esperado,
ahora espero la muerte
para vivir por la eternidad a tu lado.

lunes, 14 de junio de 2010

Esa noche vi las estrellas
tan lejanas como mis sueños
pero tan reales como tus ojos
y su intenso brillo nocturno.

Las acaricié en un sólo movimiento
trayéndolas hacia mi rostro
como cuando manipulé tu cabello
oscuro hacia mi cuerpo desnudo.


La luz de la luna se reflejó
sobre mi cuerpo
tratando de envolverme en su inmensidad
como aquella noche nos envolvió el amor.

Entonces las estrellas me hablaron
con su resplandor
me dijeron que amaban a la noche
tanto como yo te enhelo en mi interior.

Esa noche también les pedí
que me hicieran un favor
que dejaran de presionarme
que yo quería olvidarte.

Cada una de las noches
que he pasado desde aquel momento
en lugar de no pensarte
te imagino a mi lado en un instante.


Las estrellas no hacen favores
porque aún te pienso en el sueño
no hacen favores a los mortales
no merecemos ni su luz ni su belleza
mucho menos su amor.

jueves, 10 de junio de 2010

Una habitación donde los ruidos no cesan
las voces jamás bajan el volumen,
dos personas que no se conocen
pero pronto reconocerán sus almas. . .


- ¿Y esa mirada?

- ¿Qué refleja?

- Mucho, poco….¿Tendrá importancia..?

- No sé, ¿Para ti que refleja?

- Calma, ansiedad, deseo….Tu dime..

- Misterio

- Obvio, ¿Te parece poco..?

No dijeron nada durante dos segundos, pero no dejaban de mirarse el uno al otro.

- ¿Por qué no me muestras tus labios?

¿Sabes que eres un encanto..?

- No me lo habían dicho antes.

- Una de dos, o soy un testarudo o soy un soñador…Tú dime

- Soñador, me gusta la gente soñadora…a ti?

- No me disgusta, al contrario… me entusiasma, me motiva…

- Entonces, ¿Soñador o testarudo?

- No se puede ser soñador sin escapar de la realidad

¿O tú a donde vas..?

- A la horrible realidad

- Es espantosa, denigrante y fría pero ¿Qué mas da?

- A veces me da miedo... pero pasan las cosas y ni cuenta me doy

- ¿Qué más da?

Permíteme, voy por otro trago

- ¿Estás tomando solo?

- Sí

- ¿Te molesta..?

- Para nada, pero no me gusta que tomen con su soledad

¿Qué tienes?

- Qué importa si tengo 20 o 70

nunca nos conoceremos

¿O si..?

- Uno nunca sabe

¿qué tienes?

¿Te sientes mal?

- Hace tiempo que he dejado de soñar

asi que no preguntes eso

mejor dejame conocerte

anda

Cuentame tu vida

o mienteme, si es necesario

- ¿En qué quieres que te mienta?

domingo, 6 de junio de 2010

Ellos deberían escucharnos
y no la voz levantarnos.

Deberían darnos su mano
al pasar por un momento dificil
y no dejarnos del otro lado.


Deberían acariciarnos con flores
besarnos el rostro
y dormir a nuestro lado.

Deberían abrazarnos
y jamás la mano alzarnos.

Deberían ilusionarnos
y al final de los tiempos
no importa cuando
hacer realidad nuestros sueños
y alentarnos.

Deberían sus ojos
reflejar sólo nuestro rostro
y en nuestros ojos
poder reflejarlos.

Deberían hablarnos al alba,
nunca las mentiras sacarlas,
descansarnos en su pecho
mientras los corazones se unen
en una fiel mirada.

Ellos deberían
amarnos, no importa cuanto
pero jamás lastimarnos.

martes, 1 de junio de 2010

El que no te mire a los ojos
no quiere decir
que no te amo,
que no te extraño.

No quiere decir
que no te sienta,
que no te merezca,
que te he olvidado.

El que te mire,
no quiere decir
que te pertenezco,
que te sigo añorando.

No quiere decir
que las cosas han cambiado,
que no importa el tiempo,
no seguiría a tu lado.

El que te mire
no quiere decir
que aún me sueño a tu lado,
que aún espero
con el alma llorando.