lunes, 29 de marzo de 2010

Bajo la templada brisa de marzo
he de sentarme a escribirte.
Oliendo el aroma de tu cuello y
sintiendo el roce de tus manos.


Acariciando tu barbilla cada
que
me detengo a pensar en un verso.

Resitando las palabras

que he de dedicarte.

Mirando hacia la metrópoli

por encima de los techos.

Imaginando a las montañas
como un par de enamorados.


Relacionando esas nubes
con
suaves besos acaramelados.

Deteniendo el tiempo
con
cada beso colocado.


Buscando con la vista

aves hacia el infinito.

Tomando fotografías

por si algo he olvidado.

sábado, 27 de marzo de 2010

Porque se que moriré con tu recuerdo
en mis labios, te escribo.

Que no quiero que olvides
cuánto te quise y cuanto luche por tí.

Y que no importó nuestro amor,
nadie lo respetó.

Que nadie supo lo que vivimos
ni por lo que soñamos.

Y que no me importa que piensen
que soy una loca por haber dejado todo
con tal de estar a tu lado.

Que si por mi fuera,
daba esta vida y lo que me queda de ella.

Que ahora espero a que me llegue el sueño
para poder morir contigo en mis labios.

lunes, 22 de marzo de 2010

¿Por qué habría de negarte?
Si tú me has dado todo lo que tengo.

¿Por qué habría de dejar de quererte?
Si por tí es que todas las mañanas despierto.

¿Por qué aún sabiendo que te amo,
me cuestiono si debería estar a tu lado?

¿Por qué dejar de pensarte?
Si tú alegras mi vida.

¿Por qué imaginar un futuro sin tí?
Si sé que tarde o temprano compartiremos
nuestras almas.

¿Por qué me pregunto todo esto?
Si con mirarte a los ojos
me doy cuenta de que sólo importa
lo mucho que te quiero.

sábado, 20 de marzo de 2010

Me enamoré de un ente maravilloso
y no sólo por sus palabras,
sino por su hermosa risa
y su mirada.

Probé de su delicioso
elixir para la felicidad
y supe que así quería vivir
por el resto de la eternidad.

La pasé tan bien a su lado
que jamás creí poder salir
de su mente a salvo.

Aprendí a admirar
a las aves en el vuelo,
la naturaleza más rara
y cada una de sus fragancias.

Supe que su estancia sería corta,
pero quise tomar el riesgo,
enamorarme para siempre
y vivir en él por un tiempo...

martes, 16 de marzo de 2010

Y escribí más de mil versos para tí,
imaginándome a tu lado,
recordando tu sonrisa
y tú, amándome a mi.

Tocando las estrellas,
acostados en la tierra,

entrelazadas nuestras manos

en un vínculo de amor.

Presenciando la magestuosidad
de la naturaleza,
con melodías al unísono,
que golpean nuestras almas,
como gotas de agua en el polvo.

Viajando por lugares inimaginables,
donde todos saben lo nuestro,
donde no importa el tiempo
ni el espacio, así estamos mejor.

Arrullados por el olor a tierra,
la tierra que nos ha visto caminarla,
conociéndola en cada uno de sus rincones,
sin importar qué tan grande sea.

Escribí más de mil versos para tí
porque no me importan nuestras diferencias,
porque son las que nos unen,
en este gran vínculo de amor.


miércoles, 10 de marzo de 2010

Déjame volver...

Déjame regresar a la realidad,
no te puedo dejar de pensar,
¿Por qué te extraño tanto?

Aún sin conocerte
siento que te amo.

Veo tus ojos en todas partes,
vi tu hermosa sonrisa en alguien,
lamentablemente esa persona... no eras tú.

Recuerdo lo último que me dijiste
antes de marcharte.
- Abre los ojos,
disfruta el instante.

Acaricié tu rostro
y besé tus ojos,
me aprendí tu aroma,
me recosté sobre tu pecho
y le ofrecí mi alma al viento.

viernes, 5 de marzo de 2010

No hace falta que te lo preguntes,
porque no encontrarás la respuesta,
porque nadie lo sabe,
porque a nadie le importa.

A nadie le importa lo que escribes,
lo que narras,
lo que sueñas.

Sueñas tantas cosas
que parecen imposibles.

Imposibles de entender
pero que para ti significan todo.

Todo lo que has deseado
y por lo que has vivido.

Vivido para amar,
para ti, para mi.

Para mi tu eres todo,
no necesitas que lo sepan.

martes, 2 de marzo de 2010

Es tan emocionante
saber que me quieres,
saber que me esperas,
saber que te quiero.


No logré ver tu rostro
pero tus manos te delataban,
tu sonrisa me seducía
y
tus besos me amaban.

No necesité más
que una palabra,
una mirada...

un alma enamorada.


Suena dificil,
suena muy loco,
suena a que hace mucho te esperaba
leyendo y escribiendo muy poco.