sábado, 20 de marzo de 2010

Me enamoré de un ente maravilloso
y no sólo por sus palabras,
sino por su hermosa risa
y su mirada.

Probé de su delicioso
elixir para la felicidad
y supe que así quería vivir
por el resto de la eternidad.

La pasé tan bien a su lado
que jamás creí poder salir
de su mente a salvo.

Aprendí a admirar
a las aves en el vuelo,
la naturaleza más rara
y cada una de sus fragancias.

Supe que su estancia sería corta,
pero quise tomar el riesgo,
enamorarme para siempre
y vivir en él por un tiempo...

1 comentario:

  1. Es tan bello enamorarse... Y es más bello perder a la persona deseada... Por qué? Fácil. Todo es parte de la maravillosa creación de la vida...

    Tu alma está un poco triste? Puede ser... Sin embargo lo agradezco; de no ser por tí, no podría apreciar sus palabras llenas de miel y ácido... No importa si te lo preguntan... Tú solo escribe... Escribe.

    ResponderEliminar