miércoles, 5 de mayo de 2010

Los sueños,
un juego de la mente
donde
eres el personaje principal.


Has aprendido a volar,
cantando y riendo,

tocando las nubes
que jamás pensaste alcanzar.


Corres y saltas
entre
las hermosas flores

olorosas a amanecer azul.


La suavidad del pasto

acarician tus pies desnudos,
hasta que te elevas sobre
los cielos
respirando
el templado viento.


Recibes así, la vida,
con los brazos abiertos,

mirando por encima de las aves,

tu destino incierto.


Pensando en lo mucho
que te falta por vivir,
viviendo al tiempo
lo que has de perseguir.

Persiguiendo los mismos sueños
que ahora imaginas,
imaginando tu vida
volando por conseguirla.


2 comentarios:

  1. Ha-Ha-Ha-Ha! No olvides las pesadillas; un mundo oscuro y tétrico de donde no sales así de fácil... Te has puesto a pensar que volar y ser derribado puede ser un mal sueño?

    El sudor que aterra a tu rostro, la incertidumbre que estés o no despierto, el desesperado grito de angustia que te hace pensar que quizás ya no salgas con vida de la situación extra-pensada...

    Nunca debes dejar de percibir los terribles sueños que nos agobian la mente y el fantasma... La sangre y el llanto que puedes peder también lo puedes crear en esta absurda realidad...

    ResponderEliminar