martes, 23 de febrero de 2010

Escuché tu voz en el sueño...

Supe que eras tú
por la dulce melodía
que me invadía.

Te esperé,
te busqué en todas partes
y no te encontré.

Sentí el roce de tu piel
pero al buscarlo
supe que me era infiel.

¿Dónde has estado todo este tiempo?
Te anhelo en el sueño,
despierto preguntando por ti
y le cuestiono al cielo
¿Qué es lo que he hecho?
No creo merecer esto.

Te estuve buscando en el cuerpo,
en los sentimientos
y hasta en el deseo...

Pero solo encontré
una pequeña parte de ti en los recuerdos.
Los recuerdos de un día que jamás olvidaré.

2 comentarios:

  1. mmmm que buen poema... te prometo que no te lo voy a robar... solo tomar prestado.

    ResponderEliminar