miércoles, 10 de febrero de 2010

Como dulces aromas al viento
es tu aliento,
tan cálido como
tu suave piel morena.

Tan sublime como
la vista al cielo,
mirada perdida
en el sueño.

Delicioso como
el chocolate fino,
auténtico como
el vino tinto.

Déjame respirarte una vez más,
amante de tu aroma,
inolvidable como tu mirada.

1 comentario:

  1. Y no comprendo el por qué nadie lo estimó por aquí... L a recete perfecta para el amor sincero es un plato de sencillez, 10 gramos de dulzura y una pizca de esperanza... Se introduce al horno de sentimientos y... Listo!

    ResponderEliminar