viernes, 29 de enero de 2010

Y pude ver cosas que jamás había visto...

Los ojos más bellos
y la sonrisa más tierna.
Toqué el centro de la Tierra
salí de mi cuerpo y así
sola el alma
lo recorrí con calma.

Escuchaba tu voz en el tiempo
episodios del mismo momento
tu piel tocando mi cuerpo
en un hermoso encuentro.

Las manos se dislocan de los brazos
fuertes latidos en el pecho
los más deliciosos besos
¿Qué más puede sentir el deseo?

Los minutos fueron horas
a tu lado... ¿Qué importa?

No dejes de hablar
he imaginado el lugar
juntos en la oscuridad
por siempre en el sueño
hasta la eternidad...

2 comentarios:

  1. :O

    ¿cómo es que no conocía ese lado tuyo?

    digo, el de la escritora :D

    está re guai :D:D:D

    ResponderEliminar
  2. Asombroso,me levanto de mi asiento para aplaudirte sirena.
    :D

    ResponderEliminar