domingo, 2 de enero de 2011

Si te lo preguntas, he roto tus fotografías, las cartas de amor y los versos que te escribí. Las entradas al cine, los de la feria y uno que otro recuerdo de ayer. Borré las caricias, los besos de media noche y los poemas también. Tiré a la calle tu aroma, el suave de tu pelo y los labios donde te besé. Escondí tu almohada, la sábana con que te tapabas y los discursos de amor. Al inodoro tus tennis de colores, el rastrillo para tu bigote y tiempos que soñé. Pero guardé tus sonrisas, los ojos de mirlo y la boquita de algodón, tu nombre en una caja y lo demás, a la ilusión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario