domingo, 3 de octubre de 2010

¿Qué ha de hacer un escritor
un poeta, un narrador
cuando se da cuenta
de que la emoción se marchó
que las palabras no dan para más
que ya no hay más por contar?

¿Qué ha de hacer ese escritor,
ese poeta, ese narrador
cuando toma su tintero
y al empezar a narrar
la tinta de la mente
no pinta más?

¿Pero qué ha de hacer ese lector
que esperando un poema más
ese no llega nunca más?

Por ahora yo sólo me lo pregunto
porque no me imagino
que un escritor, un poeta o un narrador
pueda dejar de soñar.

No creo que pueda dejar de amar
porque aunque nadie lo quiera
eso le daría más para llorar
para sentir, sumergirse en la
inutil e insensata realidad.

¿Podría entonces un escritor,
un poeta, un narrador
dejar de narrar?

Podría dejar su pluma de pintar
pero jamás en su mente
las ideas dejar de volar.
Nunca en el aire los versos
impedirse plasmar
mientras camina sonriendo
a la Luna
mirándola desde cualquier lugar
no importa de día o de noche
amante o engaño
risas o llantos
negarse el gusto de escribir
sus memorias y fracasos.

2 comentarios:

  1. Mis palabras ya no sirven para describir lo que me dices... Mi opinión es muy simple; el contar una historia es como la vida... Sólo escribe y poco a poco las cosas pasarán...

    ResponderEliminar