jueves, 21 de octubre de 2010

Que te perdono
porque tú no me has hecho nada
mas que alegrarme la vida.

Porque de tí no recibo más
que dulces sonrisas.

Los besos no los cuento
porque sin ellos
qué haría.

Sin el canto de las aves
tus palabras bonitas.

Que te perdono
porque no importa
el día o la noche
simpre la iluminas.

Porque te amo
más que a todo
oh, vida mía.

Que te perdono
porque no tengo nada qué perdonarte
no soy quién para juzgarte
porque contigo voy hacia adelante
y no importa cuanto falte
estaré ahí para cuidarte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario