domingo, 17 de octubre de 2010

Justo en eso
consiste mi vida
tan sencillo como
en mi cobardía y
tu desinterés.

Mi vida consiste
en pequeñas cosas
como en mi mediocridad
en tu indiferencia,
y tu memoria cruel.

Consiste simplemente
en chantajes y lágrimas
en perdones pasajeros
y una que otra decepción.

Ha consistido muchas veces
en mentiras y falsedades
hechos que jamás inventé.

Consiste en sorpresas,
en malas pasadas
en sueños rotos
y uno que otro desnivel.

Mi vida siempre ha consistido
en juegos de la mente
supersticiones románticas
afirmaciones baratas
y un mal manejo del poder.

Consiste, incluso ahora
en una deficiente melomanía
la estúpida cursilería
en un inexplicable
gusto por la lluvia
y en cuentos sobre él.

Consiste en defectos marcados
risas absurdas
un innecesario humor hacia la muerte
amistades destrozadas
hipocresías formadas
y nada a qué temer.

Sin embargo
depende de tus ojos
de una bocanada de tu aliento
de tu prodigioso silencio
productos de la naturaleza
y besos en la nariz.

De la sonrisa muda que me otorgas
de las bromas infantiles
el abrazo seco pero aún sustancioso
de los perdones viejos
una simple caricia tibia
el regaño de mi padre
y el adiós que nunca olvidé.

1 comentario:

  1. Yo creo que estás siendo dura contigo misma... No siempre será así tu vida... Aún te falta mucho por crecer, y espero con ansias que lo hagas, para poder leer tu mente y poco a poco me guíes hacia el camino de las estrellas y sueños perdidos...

    ResponderEliminar