jueves, 29 de abril de 2010

De qué me sirve llorarte
si no lo sabrás,
de qué me sirve amarte
si no te vas a enterar.

De qué me sirve
pensar todo el tiempo en ti
si tú ni siquiera
te acuerdas de mi.

De qué me ha de servir
vivir enamorada de ti,
si en un solo día
todo pasó para ti.

Tengo miedo de llorarte una vez más.

Tengo miedo de quererte volver a ver
y saber que no estarás.

Tengo miedo de no poder
sacarte de mi mente
vivir enternamente en este viaje
y no volver jamás.

4 comentarios:

  1. yo tambien he tenido miedo
    mas d e decir su nombre... cuando estoy con otra chica.. jijiji

    ResponderEliminar
  2. Todo cambia en quizás 3 años ya nada es igual sino pregúntale a las hojas de un árbol que renueva en cada estación siempre en conocer nuevas hojas... Estoy bien tengo nuevos amigos que ya un poco la soledad la he dejado pero extraña los agujeritos que se le hacen cuando sonríe... extraña lo que todavía quiere extrañar, extraña los ¡aww! cuando él le escribe a ella que harán sus sueños realidad.

    ResponderEliminar
  3. Hmmm... Es normal sentirse así de vez en vez... Pero para eso estamos nosotros... Yo estoy contigo... Quizás esto no te sirvió mucho, pero... Hehe... Heme aquí...

    ResponderEliminar