jueves, 22 de julio de 2010

La magia de tus ojos en mis pupilas
mientras beso tus labios
mientras acaricio tu espalda fría
por la brisa del mar.

La magia en mis manos
acariciando el aroma de tu pecho
que en el claroscuro de la noche
no deja de vibrar.

La magia del mar
donde se refleja la luz de Luna
que al contacto con nuestros cuerpos
no nos deja respirar.

La magia de los días
que hemos pasado juntos
mientras los pájaron revolotean
tan lejos en las alturas desconocidas
como está aquel lunar.

La magia de tu voz
que engaña a mis oidos
al oler tu deliciosa
fragancia corporal.

La magia de tu sonrisa
que me sigue a todos lados
sin importar por un segundo
donde puedas estar.

1 comentario: