jueves, 23 de junio de 2011

Mientras la lluvia se deja conocer como una cortina que se cierra, desde el cielo hasta la tierra y el cuarto se ilumina con la luz de Luna nueva, yo sólo pienso en cómo hacerte saber que te quiero.

Mientras recuerdo cómo fue que te enamoré alguna vez y en todo lo que escribí para tí mientras tú dormías junto a mí, sólo pienso en decirte que te quiero.

Y mientras pienso en eso que te quiero decir y en lo mucho que te quiero volver a sentir, trato de idear un plan maestro, donde no te enteres de nada de esto y sólo pueda saber si tú también me quieres a mí.

1 comentario:

  1. Digno de un tiempo así. Nunca comprendí el significado espiritual de la lluvia... Quizás no tenga o yo nunca lo conozca, pero podemos intentar adivinarlo jugando con las palabras...

    ResponderEliminar