jueves, 12 de agosto de 2010

Después de haber visto
a las estrellas tan de cerca
nada me puede interesar.

Ni siquiera el aroma de tus labios
o el verdadero color de tus ojos
la suavidad de tus manos
o el inmenso sabor de tu piel.

Mucho menos
la delicadeza de tus dedos
el aroma de tu pelo
y tu delicioso color de miel.


No me interesan tus palabras
tu voz apasionada
tus besos insensatos
o tu carita de gato.

No me interesa en lo absoluto
tus abrazos
tus caricias enamorando
y tampoco tus diez mil palabras
ahondando.

Maravillosamente
todo esto es mentira
me muero por tus labios
tus ojos delirando
me muero por tu aroma
tus besos en la boca
el chocolate en la lengua
las palabras al aire
y un futuro comenzado.

1 comentario:

  1. Atrapas al lector con tus cánticos románticos... Le vendas los ojos y luego lo besas tranquilamente... Este mes es importante, y tú lo fomentas cada vez más favorablemente con tu homenaje... No importa que pase en el horizonte, tus letras seguirán vigentes, incluso el día que termine el ocaso...

    ResponderEliminar